Mapa •  Preguntas Frecuentes •  Contáctenos •   
Sobre la OEA Estados Miembros Estructura Noticias Buscar
   Portal » Comisión Interamericana de Mujeres » Historia » Tratado sobre igualdad para la Mujer, Uruguay 1933
English  
 
 

El primer tratado del mundo sobre igualdad para la mujer - Montevideo, Uruguay, 1933

La Séptima Conferencia Internacional Americana (Montevideo, 1933) marcó un momento decisivo en las relaciones interamericanas y el inicio de una era de mayor respeto mutuo y cooperación entre las naciones de las Américas. También fue ocasión de una gran victoria para la mujer de las Américas en su lucha por la igualdad.

Como se había programado, las primeras dirigentes de la CIM presentaron un estudio sobre la condición de la mujer en las Américas a la Conferencia, que fue la primera en que las delegaciones participantes estuvieron integradas por mujeres, cumpliendo así la promesa hecha en 1923.

La Comisión, por su parte, logró sus objetivos de una manera tal que asombró a los delegados. Se examinaron la constitución y las leyes de las 21 repúblicas americanas, principalmente en cuanto a la desigualdad de derechos. y la Comisión presentó a la Séptima Conferencia monografías con un análisis de la condición jurídica de la mujer en cada uno de los 21 países. En cumplimiento del mandato de la Quinta Conferencia Internacional Americana de 1923, se presentaron, en el idioma oficial de cada país, compendios de la legislación sobre la mujer, evidenciando los limitados derechos civiles y políticos de que gozaban en cada una de las repúblicas americanas. Estos compendios preparados exclusivamente por mujeres fueron el primer estudio en el mundo de tal naturaleza. La Comisión Interamericana de Mujeres también recomendó la adopción de tratados preliminares sobre igualdad de derechos para la mujer y la nacionalidad en lo que se refería a la mujer. 

La Conferencia finalmente no aprobó el Tratado sobre Igualdad de Derechos para la Mujer aunque cuatro países lo firmaron (Cuba, Ecuador, Paraguay y Uruguay). La Conferencia sí adoptó la Convención sobre la Nacionalidad de la Mujer que permitía a la mujer mantener su propia nacionalidad en caso de matrimonio con un hombre de otra nacionalidad. Fue el primer instrumento internacional adoptado en el mundo relativo a los derechos de la rmujer. Esta convención fue decisiva y sirvió de catalizador para que la Liga de las Naciones reconociera la existencia y validez de los movimientos sobre derechos de la mujer en la región.

La CIM celebra la ratificación de la Convención sobre
Nacionalidad de la Mujer por el Congreso de los Estados
Unidos (1934). De izquierda a derecha Carmita Landestay
(República Dominicana); Doris Stevens (Estados Unidos);
el Senador Key Pittman (Comité de Relaciones Exteriores
del Senado de los Estados Unidos); Adela Seminario de
Goodwin (Ecuador); María Z. de Arias (Panamá) y Fanny
Bunand Sevastos (Secretaria Ejecutiva de la CIM).

 

Diseñado por el Departamento de Comunicaciones e Imagen Institucional • Sitio Web: www.oas.org • E-mail: OASWeb@oas.org
17th Street & Constitution Ave., N.W., Washington, D.C. 20006, USA • Tel. (202) 458-3000
© Copyright 2008. Organización de los Estados Americanos. Derechos Reservados. Todos los Derechos Reservados