Mapa •  Preguntas Frecuentes •  Contáctenos •   
Sobre la OEA Estados Miembros Estructura Noticias Buscar
   Portal » Comisión Interamericana de Mujeres » Asamblea de Delegadas » XXIX Asamblea - Washington DC, nov 1998 » Resoluciones
English  
 
 

Resoluciones aprobadas en la XXIX Asamblea de delegadas de la CIM

CIM/RES. 194 (XXIX-O/98)

Ayuda para los Estados afectados por los Huracanes Georges y Mitch

CIM/RES. 195 (XXIX-O/98)

Declaración de Santo Domingo

CIM/RES. 196 (XXIX-O/98)

Reconocimiento a la Emb. Minerva Bernardino y condolencias por su fallecimiento 

CIM/RES. 197 (XXIX-O/98)

Alianzas para la globalización de la equidad  

CIM/RES. 198 (XXIX-O/98)

Plan de Acción sobre participación de la mujer en las estructuras de poder y de toma de decisiones  

CIM/RES. 199 (XXIX-O/98)

Igualdad jurídica de la mujer – Informe del Relator Especial de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sobre la Condición de la Mujer en las Américas  

CIM/RES. 200 (XXIX-O/98)

Medidas estratégicas a seguir para la puesta en práctica de los objetivos de la Convención de Belém do Pará  

CIM/RES. 201 (XXIX-O/98)

Reforma de los Instrumentos Jurídicos de la CIM  

CIM/RES. 202 (XXIX-O/98)

Designación de mujeres a cargos ejecutivos superiores en la OEA  

CIM/RES. 203 (XXIX-O/98)

Sede y Fecha de la Trigésima Asamblea de Delegadas de la Comisión Interamericana de Mujeres  

CIM/RES. 204 (XXIX-O/98)

Agradecimiento al Gobierno de la República Dominicana  

CIM/RES. 205 (XXIX-O/98)

Sesiones del Comité Directivo para el período 1998-2000   

CIM/RES. 206 (XXIX-O/98)

Orientaciones Programáticas para 1998-2000  

CIM/RES. 207 (XXIX-O/98)

Fortalecimiento de la Situación Financiera de la Comisión Interamericana de Mujeres 

CIM/RES. 208  (XXIX-O/98)

La Comisión Interamericana de Mujeres y la sociedad civil    

CIM/RES. 209 (XXIX-O/98)

Fortalecimiento y modernización de la Comisión Interamericana de Mujeres  

CIM/RES. 194 (XXIX-O/98)  
 
AYUDA PARA LOS ESTADOS AFECTADOS POR LOS 
HURACANES GEORGES Y MITCH

 LA VIGÉSIMA NOVENA ASAMBLEA DE DELEGADAS DE LA COMISIÓN INTERAMERICANA DE MUJERES, 

  CONSIDERANDO:

            Que los devastadores efectos de los huracanes Georges y Mitch y las cuantiosas pérdidas humanas y materiales que causaron en su paso por Centroamérica y el Caribe han afectado principalmente a las poblaciones de Antigua y Barbuda, Haití, Honduras, Nicaragua, El Salvador, Guatemala, la República Dominicana y Saint Kitts y Nevis;

            Que los daños ocasionados por los huracanes Georges y Mitch afectaron de manera principal, por su condición de vulnerabilidad, a mujeres, niños y niñas de dichas poblaciones;

  TENIENDO EN CUENTA

            Las resoluciones CP/RES. 734 (1175/98) y CP/RES. 735 (1175/98) del Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos, adoptadas el 4 de noviembre de 1998;

  RECORDANDO:

            Que la Carta de la OEA, en su artículo 37, compromete a los Estados miembros a "buscar, colectivamente, solución a los problemas urgentes o graves que pudieren presentarse cuando el desarrollo o la estabilidad económicos, de cualquier Estado miembro, se vieren seriamente afectados por situaciones que no pudieren ser resueltas por el esfuerzo de dicho Estado";

  RESUELVE:

            1.       Expesar a los Estados afectados por los huracanes Georges y Mitch su sincero mensaje de solidaridad y apoyo ante la crítica situación por la que atraviesan, exhortando a la población a superar estos momentos difíciles y emprender con todo éxito la urgente y ardua labor de reconstrucción de sus países.

            2.       Solicitar al Secretario General que, en su calidad de Presidente del Comité Interamericano para Situaciones de Emergencia, promueva, en todas las acciones en favor de los países afectados por los huracanes Georges y Mitch, el concepto de igualdad de oportunidades para hombres y mujeres y la perspectiva de equidad de género.

            3.       Exhortar a todos los países a que contribuyan, en la medida de sus posibilidades, al Fondo Interamericano de Asistencia para Situaciones de Emergencia (FONDEM).

            4.       Invitar a personas, instituciones públicas y privadas, y organizaciones no gubernamentales a que participen en los esfuerzos del Comité Interamericano para Situaciones de Emergencia, particularmente en acciones de asistencia humanitaria.

  CIM/RES. 195 (XXIX-O/98)  

DECLARACIÓN DE SANTO DOMINGO

         Las Delegadas Titulares de la Comisión Interamericana de Mujeres (CIM), reunidas en la sede de la Organización de los Estados Americanos, en ocasión de su Vigésima novena Asamblea de Delegadas, originalmente programada en la ciudad de Santo Domingo, República Dominicana, y cancelada debido a la situación de emergencia nacional declarada en ese país,

  RECORDANDO:

            Que en 1998 se celebra el septuagésimo aniversario del establecimiento de la CIM, organismo que desde su creación se ha dedicado a promover el adelanto de la mujer mediante la formulación de propuestas y recomendaciones a los gobiernos del Hemisferio, orientadas a lograr la igualdad social, económica y política de las mujeres de las Américas y la conceptualización del papel que el hombre y la mujer desempeñan como dos seres complementarios de igual valor, co-responsables del destino de la humanidad;

            Que la Carta de la OEA proclama como principio de los Estados americanos los derechos fundamentales de la persona humana sin hacer distinción de raza, nacionalidad, credo o sexo;

            Que la CIM, en cumplimiento de ese principio, ha promovido la adopción de instrumentos jurídicos, tales como:

  •   La Convención Interamericana sobre la Concesión de Derechos Civiles a la Mujer, y

  • La Convención Interamericana sobre la Concesión de Derechos Políticos a la Mujer;

RECORDANDO ASIMISMO nuestra voluntad de reafirmar los compromisos asumidos en:  

  • La Convención Americana sobre Derechos Humanos “Pacto de San José de Costa Rica” (Costa Rica, 1969);

  • El Protocolo Adicional a la Convención Americana sobre Derechos Humanos en Materia de Derechos Económicos, Sociales y Culturales “Protocolo de San Salvador” (El Salvador, 1988); 

  • La Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia Contra la Mujer “Convención de Belém do Pará” (Brasil, 1994);

 REAFIRMANDO el propósito de promover el cumplimiento de los compromisos, planes y programas adoptados en:

  • El Consenso de Georgetown, aprobado en “Post-Beijing Encounter: a Caribbean Subregional Ministerial Conference” (Guyana, 1997)

  • El Consenso de Santiago, aprobado en la VII Conferencia Regional sobre la Participación de la Mujer en el Desarrollo (Chile, 1997).

  • Las Declaraciones de Principios y los Planes de Acción adoptados en la Primera y Segunda Cumbres de las Américas (Miami, 1994, y Santiago de Chile, 1998), y

  • Las Declaraciones Conjuntas de Ministras y Responsables de las Políticas de la Mujer (Santiago de Chile, 1995; Managua, 1996; Asunción, 1997; Caracas, 1998);

  RECORDANDO TAMBIÉN:

            Que los compromisos en materia de derechos humanos asumidos por los Estados constituyen una orientación para la acción en el ámbito nacional;

  Que el sistema interamericano de derechos humanos establece y define un conjunto de obligaciones y normas para promover y proteger los derechos humanos y libertades fundamentales y los órganos que vigilan su observancia;

  Que la participación plena e igualitaria de la mujer en el desarrollo de nuestros países es indispensable para la promoción de la dignidad y los derechos de la mujer en el Hemisferio;

  TENIENDO EN CUENTA:

            Que el Plan Estratégico de Acción de la CIM, presentado en 1995 a la Cuarta Conferencia Mundial de las Naciones Unidas sobre la Mujer, propuso las estrategias a desarrollar para asegurar y afianzar el papel de la mujer hasta el año 2000, asignando prioridad para el quinquenio a los siguientes temas: participación de la mujer en las estructuras de poder y en la toma de decisiones, educación, eliminación de la violencia y erradicación de la pobreza;

Que el Programa Bienal de Trabajo de la CIM tiene como objetivo orientar los esfuerzos de la Comisión hacia tareas de alcance regional, dentro de las áreas identificadas como prioritarias, concentrándose en aspectos en los cuales pueda lograrse un efecto multiplicador, a fin de obtener resultados con mayores posibilidades de producir un impacto social; y

  Que los Planes de Acción de la CIM y de las Cumbres de las Américas tienen áreas de interés prioritario común, que deberán constituir las actividades prioritarias del bienio 1998-2000, con el objeto de maximizar los resultados y adaptarse a la disponibilidad de recursos;

  DECLARAMOS:

  1.         Que los derechos de la mujer, durante toda su vida, son parte inalienable, integral e indivisible de los derechos humanos universales. 

  2.         Que es necesario vigilar el pleno cumplimiento de los derechos humanos de la mujer a efectos de eliminar toda situación discriminatoria y reconocer a la mujer su capacidad jurídica e igualdad ante la ley;

  3.         Nuestra voluntad permanente de apoyar toda estrategia orientada al fortalecimiento y modernización de la Comisión y sus relaciones con otras instancias del sistema interamericano.  

CIM/RES. 196 (XXIX-O/98)
 
RECONOCIMIENTO A LA EMBAJADORA MINERVA BERNARDINO  
Y CONDOLENCIAS POR SU FALLECIMIENTO

            LA VIGÉSIMA NOVENA ASAMBLEA DE DELEGADAS DE LA COMISIÓN INTERAMERICANA DE MUJERES,

  CONSIDERANDO:

            Que la Embajadora Minerva Bernardino consagró su vida a la reivindicación de los derechos de la mujer;

            Que como abanderada de esa lucha por las reivindicaciones femeninas, trabajó sin descanso para la creación, promoción y defensa del primer organismo de carácter intergubernamental que existió en el mundo para el reconocimiento de los derechos políticos y civiles de la mujer, la Comisión Interamericana de Mujeres;

            Que puso su talento y sus esfuerzos al servicio de la Comisión y fue fue pionera de la misma, Delegada Titular de la República Dominicana, Vicepresidenta, Presidenta y Asesora Emérita;

            Que, asimismo, como delegada de su país ante la Primera Asamblea General de las Naciones Unidas (Londres, 1946), fue factor decisivo para la creación de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer de las Naciones Unidas; y

            Que con su fallecimiento ocurrido, el 29 de agosto de 1998, desaparece una figura femenina de relieve continental, de quien se dijo “fue mujer de preclaro talento, de acción sostenida y de infatigable espíritu de lucha”,

  RESUELVE:

  1.       Reconocer la extraordinaria labor cumplida por la Embajadora Minerva Bernardino, en especial por su trabajo para la CIM, y expresar el profundo pesar de la Comisión por la pérdida de tan destacada luchadora por los derechos de la mujer en nuestra región.

  2.       Solicitar a la Presidenta de la Comisión Interamericana de Mujeres que transmita esta resolución al Gobierno de la República Dominicana y a los familiares de la Embajadora Minerva Bernardino.

CIM/RES. 197 (XXIX-O/98)
  
ALIANZAS PARA LA GLOBALIZACION DE LA EQUIDAD  

LA VIGÉSIMA NOVENA ASAMBLEA DE DELEGADAS DE LA COMISIÓN INTERAMERICANA DE MUJERES,

  CONSIDERANDO:

  Que los derechos humanos en el contexto universal incluyen los derechos de la mujer y que la tendencia mundial debe apuntar a fortalecer las acciones positivas, basadas en el respeto e igualdad de oportunidades, que le permitan a la mujer su pleno desarrollo;

  TENIENDO EN CUENTA:

  Que los países europeos y las organizaciones internacionales y regionales han avanzado en el reconocimiento de los derechos de la mujer, abriéndole espacios como protagonista de los avances en los diferentes sectores del desarrollo y del fortalecimiento de la democracia; y

            Que dicha situación beneficiaría a la CIM a través de una alianza estratégica con las más importantes organizaciones internacionales y regionales para establecer el intercambio de experiencias, información, cooperación y capacitación,

  RESUELVE:

            1.       Encomendar al Comité Directivo de la CIM que inicie las acciones conducentes a crear una alianza estratégica de cooperación con otras organizaciones regionales e internacionales, tales como la Unión Europea, que permita el intercambio permanente de experiencias acerca de los avances del respeto a los derechos de la mujer y la optimización de los recursos financieros y técnicos de cooperación internacional para el fortalecimiento de la CIM y de sus Estados miembros.

            2.       Recomendar al Comité Directivo que asuma esta misma actitud de cooperación con otros organismos de todo el mundo que apoyen el desarrollo de la misión y visión de la CIM en el marco de la defensa de los derechos de la mujer. 

  CIM/RES. 198 (XXIX-O/98)  
 
PLAN DE ACCIÓN DE LA CIM PARA LA PARTICIPACIÓN DE LA MUJER EN LAS ESTRUCTURAS DE PODER Y DE TOMA DE DECISIONES  


          LA VIGÉSIMA NOVENA ASAMBLEA DE DELEGADAS DE LA COMISIÓN INTERAMERICANA DE MUJERES,

RECORDANDO: 

Que la Vigésima Octava Asamblea de Delegadas aprobó la resolución CIM/RES. 189 (XXVIII-O/96) convocando la Reunión Interamericana de Consulta de la CIM para tratar el tema “La participación de la mujer en las estructuras de poder y de toma de decisiones”, con énfasis en la instrumentación de medidas para desarrollar planes de trabajo por parte de los gobiernos;

  Que conforme a dicho mandato, la CIM celebró la Reunión de Consulta del 17 al 19 de febrero de 1998, que constituyó el acto central de la celebración del septuagésimo aniversario de la CIM;

  Que, al finalizar la reunión, las expertas participantes en el evento efectuaron recomendaciones estratégicas puntuales que pudieran instrumentarse y dar resultado a corto plazo;

  TENIENDO PRESENTE:

  Que la participación de la mujer en las estruturas de poder y de toma de decisiones constituye uno de los temas prioritarios del Plan Estratégico de Acción de la CIM y se considera fundamental para que puedan implementarse políticas con perspectiva de género en los Estados miembros de la Organización;

  Que la CIM ha hecho aportes y ha participado activamente en foros internacionales como la Séptima Conferencia Regional sobre la Integración de la Mujer en el Proceso de Desarrollo Económico y Social de América Latina y el Caribe, celebrada en Santiago, Chile, en noviembre de 1997 y en la Tercera Comisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas;

Que este tema también ha sido abordado en otras cumbres y encuentros regionales y mundiales,  tales como en la conferencia “Voces Vitales” celebrada en octubre de 1998 en Montevideo, Uruguay; y

  CONSIDERANDO:

  Que en el informe final de la Reunión Interamericana de Consulta (CIM/doc.39/98) se formula un Plan de Acción que consta de: 1) diagnósticos subregionales; 2) diagnóstico general hemisférico; y 3) líneas de acción prioritaria,

  RESUELVE:

  1.       Adoptar el Plan de Acción de la CIM para la Participación de la Mujer en las Estructuras de Poder y de Toma de Decisiones acordado en la Reunión Interamericana de Consulta de la CIM y solicitar a la Secretaría Permanente que el mismo se publique a la mayor brevedad posible.

  2.       Recomendar  a las Delegadas de la CIM que propicien medidas para llevar a la práctica las estrategias propuestas en el Plan de Acción y que informen sobre su progreso a la próxima Asamblea de Delegadas.

  3.       Encomendar al Comité Directivo que solicite a los órganos competentes de la OEA un análisis jurídico de la compatibilidad de las medidas de acción afirmativa para promover la participación política de la mujer --entre otras, los sistemas de cuotas-- con el principio de no discriminación por motivos de género, las legislaciones nacionales y los instrumentos internacionales correspondientes.

CIM/RES. 199 (XXIX-O/98)  

IGUALDAD JURIDÍCA DE LA MUJER:  
INFORME DEL RELATOR ESPECIAL DE LA  
COMISIÓN INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS  
SOBRE LA CONDICIÓN DE LA MUJER EN LAS AMERICAS

  LA VIGÉSIMA NOVENA ASAMBLEA DE DELEGADAS DE LA COMISIÓN INTERAMERICANA DE MUJERES,

  TENIENDO PRESENTE:

            El informe del Relator Especial de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos sobre la condición de la mujer en las Américas (CIM/doc.37/98), presentado a la Asamblea General de la OEA en su vigésimo octavo período ordinario de sesiones como parte del informe anual de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos;

            Que los Estados miembros de la OEA han proclamado en su Carta constitutiva como uno de sus principios el respeto de los derechos fundamentales de la persona humana sin distinción de raza, nacionalidad, credo o sexo; y

  RECORDANDO que en la Segunda Cumbre de las Américas, celebrada en Santiago, Chile, en abril de 1998, los Jefes de Estado y de Gobierno reafirmaron en la Declaración de Santiago “que el respeto y promoción de los derechos humanos y las libertades fundamentales de todos los individuos constituye una preocupación primordial de nuestros gobiernos”,

  RESUELVE:

  Solicitar al Comité Directivo que:

         1.       Continúe colaborando con la Relatoría Especial de la CIDH en el seguimiento e implementación de las recomendaciones que propone en dicho informe y que, si fuera posible, incluya a la Secretaria Ejecutiva de la CIM en el Grupo de Trabajo mencionado en la primera recomendación del informe del Relator.

  2.       Establezca, en coordinación con el Relator Especial, cuando corresponda,  un sistema de seguimiento de:

  a.       toda la legislación sobre la condición jurídica de la mujer en el Hemisferio;

  b.       medidas tendientes a corregir la discriminación, cuando ésta exista;

  c.       los esfuerzos que se han realizado para hacer cumplir las leyes en beneficio de la mujer que no se están acatando;

  d.       el progreso que se registre en la materia en los Estados miembros y en los bloques regionales.

  CIM/RES. 200 (XXIX-O/98)

MEDIDAS ESTRATÉGICAS PARA LA PUESTA EN PRÁCTICA  
DE LOS OBJETIVOS DE LA CONVENCIÓN DE BELÉM DO PARÁ  

  LA VIGÉSIMA NOVENA ASAMBLEA DE DELEGADAS DE LA COMISION INTERAMERICANA DE MUJERES,

  CONSIDERANDO:

            Que la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, “Convención de Belém do Pará”, fue aprobada por aclamación el 9 de junio de 1994 por la Asamblea General de la OEA en su vigésimo cuarto período ordinario de sesiones;

            Que la Convención entró en vigor el 5 de marzo de 1995 y que hasta la fecha 28 países la han ratificado;

            Que es deseable impulsar la firma y ratificación de la Convención por todos los Estados miembros, tan pronto como sea posible;

  RECONOCIENDO:

            Que si bien en todo el Hemisferio se están llevando a cabo esfuerzos tendientes a prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer; la violencia persiste y tiene una magnitud que hace indispensable continuar con la puesta en práctica de estrategias para que la mujer americana se vea libre de este flagelo;

            Que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) tienen programas dedicados a la erradicación de la violencia contra la mujer;

            Que la Vigésimo Octava Asamblea de Delegadas adoptó la resolución CIM/RES. 191 (XXVIII-O/96), "Normas unificadas para la preparación de los informes de las Delegadas", la cual establece que se debe hacer una descripción de las medidas de aplicación de la Convención de Belém do Pará;

          Que en las dos últimas Asambleas de Delegadas se aprobaron resoluciones, CIM/RES. 170 (XXVII-O/94) y CIM/RES.186 (XXVIII-O/96), de promoción de la Convención, en las cuales se insta a la formulación y puesta en práctica de programas para prevenir y erradicar la violencia contra la mujer; y

           Que la Asamblea General de la OEA ha aprobado las siguientes resoluciones de promoción de la Convención: la resolución AG/RES. 1432 (XXVI-O/96), "Situación de la mujer en las Américas", en la que, entre otras medidas, insta a los Estados a ratificar la Convención de Belém do Pará, y la resolución AG/RES.1456 (XXVII-O/97),"Promoción de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, Convención de Belém do Pará”, mediante la cual encomienda a la Secretaría Permanente de la CIM que, con el objeto de asegurar el seguimiento de la Convención, presente a la Asamblea General informes bienales sobre los avances logrados en la aplicación de la Convención y los resultados obtenidos mediante iniciativas y programas llevados a cabo en los Estados miembros epara combatir la violencia contra la mujer,

  RESUELVE:

            1.       Instar a los Estados miembros y a las Delegadas Titulares de los países que no han firmado o ratificado la Convención de Belém do Pará a que continúen promoviendo la firma y ratificación de la Convención por todos los Estados miembros.

            2.       Instar a las Delegadas Titulares y a las autoridades de la CIM a que apliquen las medidas propuestas en las resoluciones CIM/RES. 170 (XXVII-O/94), CIM/RES.186 (XXVIII-O/96), AG/RES. 1432 (XXVI-O/96) y AG/RES. 1456 (XXVII-O/97).

            3.       Solicitar al Comité Directivo y a la Secretaría Permanente de la CIM:

  a.       que formulen y coordinen acciones concretas para colaborar con el BID, la OPS y otros organismos gubernamentales y no gubernamentales, regionales e internacionales que se ocupan de la violencia contra la mujer.

  b.       que informen a la próxima Asamblea de Delegadas de las actividades realizadas para dar cumplimiento a este mandato.

 CIM/RES. 201 (XXIX-O/98)  
 
REFORMA DE LOS INSTRUMENTOS JURIDICOS DE LA CIM

  LA VIGÉSIMA NOVENA ASAMBLEA DE DELEGADAS DE LA COMISION INTERAMERICANA DE MUJERES,

  VISTO la resolución CIM/RES. 188/96 (XXVIII-O/86) “Revisión del Reglamento de la CIM y del Reglamento de la Asamblea de Delegadas de la CIM”, en la que se solicitó al Comité Directivo que, en consulta con las Delegadas Titulares, analizara la posibilidad de actualizar los instrumentos jurídicos de la CIM, debiendo informar del resultado a esta Asamblea de Delegadas; y

CONSIDERANDO:

Que el Comité Directivo de la Comisión Interamericana de Mujeres para el período 1996-1998, en cumplimiento de dicho mandato, examinó todos los instrumentos jurídicos de la CIM, incluido su Estatuto, y elevó a la Asamblea de Delegadas para su consideración el documento “Reforma de los Instrumentos Jurídicos de la CIM” (CIM/doc.27/98), proponiendo enmiendas a los mismos,

  RESUELVE:

  1.  Aprobar la modificación de los instrumentos jurídicos de la CIM conforme a la propuesta contenida en el documento CIM/doc.27/98;

  2.  Encomendar al Comité Directivo que continúe revisando los instrumentos jurídicos de la CIM, en particular el Estatuto, a fin de proponer las reformas necesarias para asegurar el fortalecimiento, la flexibilidad y la eficacia de la CIM y que las someta a la consideración de la próxima Asamblea de Delegadas.

 CIM/RES. 202 (XXIX-O/98)

DESIGNACIÓN DE MUJERES A CARGOS EJECUTIVOS  
SUPERIORES EN LA OEA

LA VIGÉSIMA NOVENA ASAMBLEA DE DELEGADAS DE LA COMISIÓN INTERAMERICANA DE MUJERES,

  CONSIDERANDO que la Asamblea General de la OEA, mediante resolución AG/RES. 1303 (XXIV-O/94), pidió al Secretario General que aumentara el número de mujeres en cargos de categorías superiores en la Secretaría General;

            TENIENDO EN CUENTA el artículo 120 de la Carta de la OEA, que estipula que para integrar el personal de la Secretaría General se tendrá en cuenta, en primer término, la eficiencia, competencia y probidad; pero se dará importancia, al propio tiempo, a la necesidad de que el personal sea escogido, en todas las jerarquías, con un criterio de representación geográfica tan amplio como sea posible; y el artículo 137, que dice que la OEA no admite restricción alguna por cuestión de raza, credo o sexo en la capacidad para desempeñar cargos en la Organización y participar en sus actividades;

TOMANDO NOTA del sexto informe bienal del Secretario General de la OEA sobre cumplimiento de la resolución AG/RES. 829 (XVI-O/86), “Participación plena e igualitaria de la mujer para el año 2000”;

  TENIENDO PRESENTE que la cuestión de la reforma de políticas de personal está siendo considerada por el Grupo Especial de Trabajo Conjunto del Consejo Permanente y el Consejo Interamericano para el Desarrollo Integral sobre el Fortalecimiento y Modernización de la OEA;

  RECORDANDO el informe final de la Reunión Interamericana de Consulta sobre Participación de la Mujer en las Estructuras de Poder y de Toma de Decisiones, donde se observa que el nivel desigual de participación en la vida económica y los obstáculos que se derivan de su educación impiden que la mujer asuma su lugar en la sociedad;

            RECORDANDO TAMBIEN las áreas de acción prioritaria del informe final de la Reunión Interamericana de Consulta, el cual insta a que se promueva la igualdad de oportunidades en la clasificación de cargos y procedimientos, que se aliente la movilidad ascendente en la administración pública y que se fomenten principios similares en los diversos organismos e instituciones públicas, tales como la OEA;

  TOMANDO NOTA de las recomendaciones del informe final de la Reunión Interamericana de Consulta sobre la participación de la mujer en las estructuras de poder y de toma de decisiones, que encarga a la CIM que aliente la designación de mujeres para cargos ejecutivos en la OEA;

  TENIENDO EN CUENTA que en el quincuagésimo segundo período de sesiones, la Asamblea General de las Naciones Unidas, mediante resolución 52/96, “Mejoramiento de la situación de la mujer en la Secretaría”, reafirmó el objetivo de lograr que las mujeres ocupen para el año 2000 el 50% de los puestos en todas las categorías e instó al Secretario General de las Naciones Unidas a lograr el objetivo de una distribución entre los sexos del 50% para el año 2000, especialmente en la categoría D-1 y categorías superiores; y

  RECONOCIENDO que en la OEA, al 31 de diciembre de 1997, el 14% de los cargos ejecutivos superiores (D-1 y superiores) y el 33% de los cargos profesionales principales (P-4 y P-5) estaban ocupados por mujeres,

  RESUELVE:

            1.       Solicitar a la Asamblea General de la OEA que encomiende al Secretario General que fije el objetivo de lograr que para el año 2005 las mujeres ocupen el 50% de los puestos en todas las categorías del sistema de la OEA, en particular de categoría P-4 y superiores, teniendo en cuenta los artículos 120 y 137 de la Carta de la OEA y encomendar a la Presidenta de la CIM que solicite a la Comisión Preparatoria de la Asamblea General que incluya este punto en el temario del próximo período ordinario de sesiones.

            2.       Exhortar al Secretario General a que se comprometa a lograr este objetivo y procurar que ofrezca seguridades de que la igualdad de género será objeto de la más alta prioridad en sus continuos esfuerzos por instaurar una nueva cultura de gestión en la Organización, y que presente al Grupo Especial de Trabajo Conjunto sobre Fortalecimiento y Modernización de la OEA una propuesta sobre la mejor manera de lograr esto, la cual sería discutida bajo el punto sobre reformas al sistema de personal, y solicitar al Presidente del Grupo de Trabajo que informe a la Presidenta de la CIM sobre el resultado de esta propuesta.

            3.       Alentar a la Secretaria Ejecutiva de la CIM a que reactive el Grupo de Trabajo sobre Género.

            4.       Instar al Secretario General a que nombre a mujeres calificadas como sus representantes y enviadas especiales para actuar en cuestiones relacionadas con todas las áreas y sectores.

            5.       Solicitar al Secretario General que establezca políticas de igualdad de género en el lugar de trabajo y que asegure la responsabilidad de cada jefe de rendir cuentas sobre la aplicación de estas políticas.

            6.       Encomendar a la Presidenta de la CIM que consulte en forma periódica con el Secretario General a fin de formular estrategias dirigidas a aumentar el número de mujeres en cargos superiores en la Secretaría General.

            7.       Instar a las Delegadas Titulares de la CIM a que presten su apoyo a las gestiones del Secretario General y la Presidenta de la CIM identificando, por medio de las misiones permanentes ante la OEA, a candidatas con las calificaciones necesarias para ocupar puestos de confianza en la Organización y alentando a más mujeres a postularse para cargos vacantes en la Secretaría General, los Organismos Especializados y las comisiones regionales.

            8.       Solicitar al Secretario General de la OEA que informe a la Presidenta y al Comité Directivo de la CIM, anualmente, sobre el cumplimiento de esta resolución y que le proporcionen estadísticas pertinentes del Departamento de Recursos Humanos.

            9.       Solicitar al Comité Directivo que informe sobre el cumplimiento de esta resolución a la trigésima Asamblea de Delegadas.

CIM/RES. 203 (XXIX-O/98)
  
SEDE Y FECHA DE LA TRIGÉSIMA ASAMBLEA DE DELEGADAS
DE LA COMISIÓN INTERAMERICANA DE MUJERES

           LA VIGÉSIMA NOVENA ASAMBLEA DE DELEGADAS DE LA COMISIÓN INTERAMERICANA DE MUJERES,

  CONSIDERANDO:

            Que el Gobierno de Nicaragua, por medio de su Delegada Titular, ha extendido un ofrecimiento para ser  sede de la Trigésima Asamblea de Delegadas de la CIM en el año 2000;

  RESUELVE:

            1.       Agradecer al Gobierno de Nicaragua su gentil ofrecimiento.

            2.       Celebrar la Trigésima Asamblea de Delegadas de la CIM en Nicaragua en noviembre del 2000.

            3.       Encomendar al Comité Directivo gestionar la confirmación de dicho ofrecimiento de conformidad con lo dispuesto en el artículo 12 del Reglamento de la Comisión.

            4.       Encomendar al Comité Directivo que, en la preparación de la Trigésima Asamblea de Delegadas de la CIM, tome las medidas necesarias para que ésta tenga una duración de tres días, con iguales características y estructura que la Vigésima Novena Asamblea de Delegadas.

  CIM/RES. 204 (XXIX-O/98)  

AGRADECIMIENTO AL GOBIERNO DE LA REPÚBLICA DOMINICANA

            LA VIGÉSIMA NOVENA ASAMBLEA DE DELEGADAS DE LA COMISIÓN INTERAMERICANA DE MUJERES,

  TENIENDO PRESENTE:

            Que el Gobierno de la República Dominicana, reafirmando su compromiso con el tema de la mujer y la necesidad de mantener la perspectiva de género en la agenda de los gobiernos del Hemisferio, ofreció ser sede para la Vigésima Novena Asamblea de Delegadas de la Comisión Interamericana de Mujeres; y

  CONSIDERANDO:

            Que el paso del huracán Georges por el territorio de la República Dominicana causó graves daños, creando una situación de emergencia nacional, por lo que el Gobierno de la República Dominicana se vio obligado a retirar su ofrecimiento de sede para la celebración de la Vigésima Novena Asamblea de Delegadas, a fin de concentrar toda su atención y recursos en las tareas de reconstrucción nacional,

  RESUELVE:

  1.       Agradecer al Gobierno de la República Dominicana su ofrecimiento de sede para la Vigésima Novena Asamblea de Delegadas, así como su gran empeño y apoyo en los trabajos preparatorios de la misma.

  2.       Hacer llegar al pueblo y al Gobierno de la República Dominicana las expresiones de condolencia y solidaridad de la Comisión Interamericana de Mujeres ante la pérdida de vidas humanas y los graves daños causados por el huracán Georges.

  CIM/RES. 205 (XXIX-O/98)  

SESIONES DEL COMITÉ DIRECTIVO PARA EL PERÍODO 1998-2000  

          LA VIGÉSIMA NOVENA ASAMBLEA DE DELEGADAS DE LA COMISIÓN INTERAMERICANA DE MUJERES,

VISTA:

          La resolución CIM/RES.54/82 “Sesiones del Comité Directivo”, adoptada por la Vigesima Primera Asamblea de Delegadas de la Comisión Interamericana de Mujeres y las resoluciones subsiguientes adoptadas por la Vigésima Segunda, Vigésima Tercera, Vigésima Cuarta, Vigésima Quinta y Vigésima Sexta Asambleas sobre el mismo tema;

CONSIDERANDO:

          Que la Asamblea General de la OEA, en sucesivos períodos ordinarios de sesiones, dio instrucciones a sus órganos, organismos y entidades de programar sus reuniones en observancia de los niveles presupuestarios, reduciendo, en caso necesario, el número y la extensión de sus reuniones, aun cuando existan disposiciones reglamentarias en contrario;

          Que el Comité Directivo de la CIM tiene la función de adoptar las decisiones necesarias para ejecutar los mandatos de la Asamblea de Delegadas y dar curso a las acciones de la Comisión; y

TENIENDO PRESENTE:

          Que el artículo 40 del Reglamento de la CIM establece: “El Comité Directivo se reunirá en la sede de la Comisión o en cualquier país de América si así lo acuerda, cada tres meses en sesiones ordinarias por el tiempo que juzgue conveniente.  También podrá reunirse en sesiones extraordinarias cuando así lo soliciten la Presidenta o por lo menos cuatro de sus miembros”,

RESUELVE:

          Autorizar a la Presidenta de la CIM, como medida de excepción, para el período 1998-2000, a que convoque en cada año hasta tres sesiones ordinarias del Comité Directivo, que tendrán la duración que fuere necesaria para cumplir sus funciones.

CIM/RES. 206 (XXIX-O/98)  
ORIENTACIONES PROGRAMÁTICAS PARA 1998-2000

  LA VIGÉSIMA NOVENA ASAMBLEA DE DELEGADAS DE LA COMISIÓN INTERAMERICA­NA DE MUJERES,

  VISTO el documento "Proyecto de orientaciones programáticas para 1998-2000" (CIM/doc.41/98 rev. 1), con las modificaciones efectuadas por la plenaria; y

  CONSIDERANDO:

  Que las orientaciones programáticas constituyen las bases para el desarrollo de las labores de la Comisión Interamericana de Mujeres durante el bienio 1998-2000; y

  Que es necesario asegurar una programación coordinada para atender adecuadamente las áreas estratégicas de acción,

  RESUELVE:

  Aprobar las orientaciones programáticas de la Comisión Interamericana de Mujeres para el bienio 1998-2000, contenidas en el documento que se anexa a esta resolución.
ORIENTACIONES PROGRAMÁTICAS 
PROGRAMA BIENAL DE TRABAJO DE LA CIM
 

I. INTRODUCCIÓN

             En 1994 la Asamblea de Delegadas de la Comisión Interamericana de Mujeres (CIM) aprobó el Plan Estratégico de Acción de la CIM, que fue presentado en 1995 a la Cuarta Conferencia Mundial de las Naciones Unidas sobre la Mujer.  Este Plan propuso las estrategias a desarrollar  para asegurar y afianzar el papel de la mujer hasta el año 2000.  Reconoce la importancia de los diez temas que trata, asignando prioridad para el quinquenio a la participación de la mujer en las estructuras de poder y de toma de decisiones, a la educación, a la eliminación de la violencia y a la erradicación de la pobreza.

            También en 1994 tuvo lugar la Cumbre de las Américas, en la que los Jefes de Estado y de Gobierno elegidos de las Américas aprobaron una Declaración de Principios y, en el deseo de fomentar los objetivos generales expuestos en la misma, se comprometieron a desarrollar el  Plan de Acción que adoptaron con tales fines.  En el capítulo III del Plan, La erradicación de la pobreza y la discriminación en nuestro hemisferio, se trata el tema 18, “Fortalecimiento del papel de la mujer en la sociedad”, en el que se expresa la necesidad de fortalecer las políticas y los programas que mejoren y amplíen la participación de las mujeres en todas las esferas de la vida política, social y económica y que mejoren su acceso a los recursos básicos necesarios para el pleno ejercicio de sus derechos fundamentales. Además, establece expresamente que se debe fortalecer aún más la Comisión Interamericana de Mujeres.

            En 1996 se celebró la Cumbre de las Américas sobre Desarrollo Sostenible en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, que aprobó la Declaración de Santa Cruz de la Sierra y el Plan de Acción para el Desarrollo Sostenible de las Américas.

            Durante 1998 se celebraron eventos de especial importancia para la CIM.  El primero fue en febrero.  Como acto central de la conmemoración del septuagésimo aniversario de la creación de  la CIM, se realizó la Reunión Interamericana de Consulta sobre Participación de la Mujer en las Estructuras de Poder y de Toma de Decisiones, que adoptó un Plan de Acción para todo el Hemisferio.

  En abril se celebró la Segunda Cumbre de las Américas en Santiago, Chile, que estableció mandatos específicos para la OEA.  Encargó a la Secretaría General que funcione como mecanismo de registro y apoyo técnico del Grupo de Revisión de la Implementación de Cumbres (GRIC), y centró su interés en la promoción de acciones en las áreas de educación, democracia, derechos humanos y desarrollo social y humano.

En junio, la Asamblea General de la OEA en su vigésimo octavo período ordinario de sesiones, siguiendo las iniciativas de la Segunda Cumbre de las Américas, adoptó también mandatos para el apoyo y seguimiento de esas acciones,  requiriendo a los órganos, organismos y entidades del sistema interamericano que den prioridad a las iniciativas incluidas en el Plan de Acción de Santiago.  De igual forma, con base en los propósitos de la Carta de la OEA y considerando los mandatos de la Declaración de Santiago, se dieron lineamientos para iniciar un proceso de fortalecimiento y modernización de las instituciones del Hemisferio, en especial de la OEA, y se adoptaron mandatos sobre la situación de la mujer en las Américas, el fortalecimiento de la CIM, y la OEA y la sociedad civil.

  II. ANÁLISIS

  Los mandatos emanados de los planes mencionados adoptados en bienios anteriores, y de los que fueron posteriormente aprobados, han sido la base de la planificación de las actividades de la CIM y orientarán su programación para el próximo bienio.

  También la CIM realizará, cuando sea posible, actividades en colaboración con otras entidades del sistema interamericano y en el ámbito de la Organización, mecanismo que ha sido facilitado por la resolución AG/RES.1422 (XXVI-O/96), “Cooperación dentro del sistema interamericano para asegurar la participación plena e igualitaria de la mujer dentro del proceso de desarrollo”.

  De conformidad con las disposiciones en materia presupuestaria que rigen en la Secretaría General de la OEA, el proyecto de programa-presupuesto de la CIM es preparado por la Secretaría Permanente y luego presentado al Comité Directivo para su aprobación.  Debido a la reducción sostenida de las apropiaciones presupuestarias del Fondo Regular de la Organización, ocurrido durante los últimos años, se ha solicitado a la CIM, desde 1986, que reasigne sus recursos hacia actividades plurinacionales para poder servir a un mayor número de Estados miembros.  Los recursos financieros de la CIM para los próximos años son modestos, por lo que se tratará de que se asegure el cumplimiento de sus objetivos identificando fondos externos.

  III.  CRITERIOS GENERALES

  Los Planes de Acción aprobados por la CIM (Plan Estratégico de Acción de 1994 y Plan de Acción sobre la participación de la mujer en las estructuras de poder y de toma de decisiones” de 1998) y los aprobados por las Cumbres de las Américas ofrecen áreas de interés prioritario común, que deberán seguirse como parte central del programa bienal de trabajo para el bienio 1998-2000, con el objeto de maximizar los resultados y adaptarse a la disponibilidad de recursos económicos.

  Se tendrán especialmente en cuenta, las propuestas que surjan durante el Diálogo de Jefas de Delegación en la Vigésima Novena Asamblea Delegadas.

La CIM continuará orientando sus esfuerzos hacia tareas de alcance regional, dentro de las áreas identificadas como prioritarias, concentrándose en las que puedan lograr un efecto multiplicador, a fin de obtener resultados con mayores posibilidades de producir un impacto social.

  Asimismo, continuará sus esfuerzos para fortalecer su relación con otros organismos del sistema interamericano y  dentro de la OEA.

  Las nuevas autoridades de la CIM tendrán que evaluar las posibilidades reales para no crear expectativas que podrían verse frustradas si no se cuenta con los aportes adicionales requeridos y aportes externos.

            La Secretaría Permanente seguirá prestando apoyo técnico desde la sede a las Delegadas Titulares en respaldo a las actividades de los países miembros, además de continuar con la asignación del Fondo Semilla.  Colaborará en el desarrollo y la formulación de proyectos, así como en la identificación de fuentes externas de financiamiento.

  IV.  PRIORIDADES PARA EL BIENIO  


FORTALECIMIENTO Y MODERNIZACIÓN DE LA CIM

  “Fortalecerán aún más  la Comisión Interamericana de Mujeres” (Plan de Acción, capítulo III, tema 18, Primera Cumbre de las Américas, 1994)

            Se atribuye alta prioridad para este bienio al fortalecimiento de la CIM. Dentro de los mandatos de la OEA y de la Cumbre de las Américas, se han fijado objetivos en el área de la mujer que la CIM debe llevar adelante.  En este marco se instrumentarán las estrategias contenidas en el documento “Fortalecimiento de la Comisión Interamericana de Mujeres” (CIM/doc.42/98) y se buscará promover la imagen de la Comisión en el Hemisferio.  La CIM procederá de acuerdo a los mandatos de la Asamblea de Delegadas tomando en cuenta la información contenida en el documento “Plan de operaciones para el fortalecimiento de la CIM” (CIM/doc.50/98).

EDUCACIÓN

            “Redoblaremos nuestros esfuerzos para continuar con las reformas destinadas a mejorar las condiciones de vida de los pueblos de las Américas y lograr una comunidad solidaria.  Por ese motivo, hemos decidido que la educación sea un tema central y de particular importancia en nuestras deliberaciones” (Declaración de Santiago, Segunda Cumbre de las Américas).

              La educación con perspectiva de género es el medio para formar nuevos valores y cambios de actitudes. También es el elemento indispensable para garantizar el ejercicio pleno de los derechos de la mujer, con el fin de lograr su incorporación en la actividad política en todos los niveles, el ingreso y permanencia en el mercado de trabajo, y el mejoramiento de su calidad de vida.   Los mandatos que la CIM se propone cumplir en esta área están dirigidos a promover una reforma educativa que se base en los principios de equidad de género y no discriminación y que conduzca a relaciones de igualdad y solidaridad entre hombres y mujeres. Resulta indispensable producir inducir cambios socioculturales y eliminar estereotipos de los papeles domésticos y laborales en la educación, a fin de crear conciencia de que hombres y mujeres deben compartir las labores del ámbito público y privado. Es necesario, además,  impulsar programas de capacitación que estén dirigidos a grupos rezagados de educación, como las minorías, la población rural, la población urbana marginalizada, los grupos indígenas y los grupos étnicos.

ERRADICACIÓN DE LA POBREZA

            “Existe la necesidad urgente de intensificar los esfuerzos para superar la pobreza y la marginalidad que afectan ampliamente a nuestras sociedades, en especial a la niñez y la mujer” (Declaración de la Cumbre de las Américas sobre Desarrollo Sostenible).

            Se impulsará en esta área la revisión de leyes y políticas laborales y sociales que procuren reformas con perspectiva de género.  Es importante lograr el acceso de la mujer a la tierra, a los servicios financieros y a los programas de crédito.  También es importante iniciar actividades dirigidas a microempresarias y promover su acceso a la tecnología y la información.  Se dará énfasis a la  atención de la salud de la mujer en todas las etapas de su vida, dando prioridad a la seguridad alimentaria, en especial durante el embarazo y en lactancia.

            Se otorgará la mayor prioridad a la atención integral de las mujeres rurales e indígenas.

ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA

            “…la violencia contra la mujer constituye una violación de los derechos humanos y las libertades fundamentales y limita total o parcialmente a la mujer el reconocimiento, goce y ejercicio de tales derechos y libertades.  (Convención de Belém do Pará).

            La aprobación de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, “Convención de Belém do Pará”, marcó para la CIM el inicio de un proceso destinado a lograr la firma y ratificación universal de este instrumento y la erradicación de la violencia en el Hemisferio. El proceso de ratificación de la Convención  ha progresado y el objetivo final se encuentra muy cercano, ya que 28 países la han ratificado.  No sucede lo mismo con la eliminación de la violencia, pues a pesar de avances significativos en esta área, subsisten en todo el Hemisferio niveles que justifican y reclaman atención prioritaria..  Es así que en todos los foros interamericanos en los que se ha tratado el tema se ha puesto énfasis en la necesidad de continuar desarrollando una política tendiente a prevenir y erradicar la violencia.

            La CIM, que tiene el liderazgo del tema, seguirá procurando recursos e impulsando acciones para promover la Convención e instrumentar medidas específicas tendientes a lograr reformas jurídicas para garantizar a la mujer una vida libre de violencia, tanto en el ámbito público  como en el privado.  Procurará promover servicios de apoyo en los Estados miembros para las mujeres que han sido objeto de violencia. Impulsará la elaboración de estadísticas sobre el tema,  lo que permitirá identificar la magnitud del problema y facilitará el diseño de las estrategias que sean necesarias para solucionarlo.  Respecto de la prevención de la violencia, se  propone la elaboración y difusión de material informativo con perspectiva de género  dirigido a todos los niveles educativos.

PARTICIPACIÓN DE LA MUJER EN LAS ESTRUCTURAS DE PODER  
Y DE TOMA DE DECISIONES

              La integración de la mujer en toda la gama del proceso de toma de decisiones, incluyendo los más altos estratos del Estado, es el único medio para lograr su participación en el desarrollo, su condición de igualdad en la sociedad y su contribución a la paz social y su goce” (Plan Estratégico de Acción de la CIM).

                   La CIM, en cumplimiento de los mandatos de la Vigésima Octava Asamblea de Delegadas, realizó la Reunión Interamericana de Consulta sobre Participación de la Mujer en las Estructuras de Poder y de Toma de Decisiones.  Con el aporte de expertas de todo el Hemisferio, se formularon diagnósticos regionales y propuestas, con base en las cuales se elaboró un Plan de Acción (CIM/doc.39/98) con estrategias concretas para la CIM.  Se tratará de implementar el mayor número de medidas en el próximo bienio.

  CIM/RES. 207 (XXIX-O/98)

FORTALECIMIENTO DE LA SITUACION FINANCIERA DE LA  
COMISION INTERAMERICANA DE MUJERES

  LA VIGÉSIMA NOVENA ASAMBLEA DE DELEGADAS DE LA COMISIÓN INTERAMERICANA DE MUJERES,

          VISTO el documento “Orientaciones Programáticas para 1998-2000" (CIM/doc.41/98);

CONSIDERANDO:

          Que en la resolución AG/RES. 829 (XVI-O/86) la Asamblea General solicitó la incorporación de las estrategias y objetivos contenidos en el Plan de Acción de la Comisión Interamericana de Mujeres (CIM) "Participación plena e igualitaria de la mujer para el año 2000" en la futura programación de los órganos, organismos y entidades del sistema interamericano y el establecimiento de mecanismos y procedimientos adecuados para el continuo examen y evaluación de dichos programas, en coordinación con la CIM;

          Que el Plan Estratégico de Acción de la CIM aprobado en 1994 se centra en la participación y la contribución de las mujeres de los Estados miembros de la OEA a los procesos políticos, jurídicos, sociales y económicos de sus países, en la situación actual de su participación y en las acciones que serán esenciales para asegurar y afianzar su papel hasta el año 2000;

TENIENDO EN CUENTA:

          Que la resolución AG/RES. 1451 (XXVII-O/97) "Observaciones y recomendaciones sobre los informes anuales de los órganos, organismos y entidades de la Organización", encomienda a la Secretaría General que realice todos los esfuerzos posibles para mejorar el estado financiero de la Comisión Interamericana de Mujeres, con el fin de que este organismo esté provisto de una mayor capacidad para llevar a cabo sus actividades;

          Que la resolución AG/RES. 1586 (XXVIII-O/98) "Observaciones y recomendaciones sobre los informes anuales de los órganos, organismos y entidades de la Organización”  encomienda a la Secretaría General que haga todo lo posible por mejorar, de acuerdo con los recursos asignados en el programa-presupuesto y otros recursos, la situación financiera de los órganos, organismos y entidades y, en particular, de la Comisión lnteramericana de Mujeres, a fin de que puedan estar mejor capacitados para dar cumplimiento a sus actividades esenciales;

          Que la resolución “Fortalecimiento de la Comisión lnteramericana de Mujeres” establece como estrategia la necesidad de fortalecer a la Comisión tanto a nivel institucional como a nivel nacional en beneficio de las mujeres, y recomienda elevar a la aprobación de la Vigésima Novena   Asamblea de Delegadas de la CIM un proyecto resolución que permita encontrar soluciones a los problemas en materia de presupuesto,

RESUELVE:

          1.       Solicitar a la Secretaría General y al Consejo Permanente de la OEA el cumplimiento de la resolución AG/RES. 1586 (XXVIII-O/98) a finde mejorar la situación financiera de la CIM.

          2.       Buscar nuevas formas de cofinanciamiento, prestando especial atención a la creación de fondos específicos para afianzar la cooperación entre los Estados y procurando que las instituciones ejecutoras de los proyectos y actividades en los Estados miembros compartan los costos y beneficios de la cooperación.

          3.       Desarrollar estrategias de movilización de recursos financieros adicionales externos que permitan mejorar la situación financiera de la Comisión Interamericana de Mujeres y ampliar la disponibilidad de los mismos para la cooperación con otras instituciones, de acuerdo con los recursos asignados en el programa-presupuesto.

CIM/RES. 208 (XXIX-O/98)

LA COMISION INTERAMERICANA DE MUJERES Y LA SOCIEDAD CIVIL

            LA VIGÉSIMA NOVENA ASAMBLEA DE DELEGADAS DE LA COMISIÓN INTERAMERICANA DE MUJERES,

  TENIENDO PRESENTE:

            Que la Asamblea General de la OEA, en su vigésimo octavo período ordinario de sesiones, adoptó la resolución AG/RES. 1539 (XXVIII-O/98), en la que se reconoce la valiosa contribución de las organizaciones no gubernamentales;

  Que en la iniciativa sobre la sociedad civil del Plan de Acción de la Segunda Cumbre de las Américas dice que “la Organización de los Estados Americanos (OEA) puede servir de foro para el intercambio de experiencias e información” y “encarga a la OEA que fomente el apoyo entre los gobiernos y las organizaciones de la sociedad civil”; y

  CONSIDERANDO:

            Que las organizaciones no gubernamentales están haciendo una importante contribución en el área de la mujer,

  RESUELVE:

            Encomendar al Comité Directivo que, a fin de instrumentar esta iniciativa y en colaboración con las Delegadas Titulares:

           a.       mantega un registro actualizado por país de las organizaciones no gubernamentales y organizaciones de la sociedad civil que estén dedicadas al área de la mujer.

  b.       examine las posibilidades de establecer un sistema de comunicación y colaboración sostenida y recíproca con las mismas; y

  c.       informe sobre el cumplimiento de la presente resolución a la próxima Asamblea de Delegadas.

  CIM/RES. 209 (XXIX-O/98)

FORTALECIMIENTO Y MODERNIZACIÓN DE LA 
COMISIÓN INTERAMERICANA DE MUJERES

LA VIGÉSIMA NOVENA ASAMBLEA DE DELEGADAS DE LA COMISIÓN INTERAMERICANA DE MUJERES,

  RECORDANDO:

            Que la Comisión Interamericana de Mujeres, constituida en 1928 por resolución de la Sexta Conferencia Internacional Americana, fue el primer organismo de carácter intergubernamental en el mundo fundado expresamente para luchar por los derechos civiles y políticos de la mujer en el Continente;

            Que en la resolución AG/RES. 1422 (XXVI-O/96), “Cooperación dentro del sistema interamericano para asegurar la participación plena e igualitaria de la mujer en el proceso de desarrollo”, la Asamblea General invitó a los órganos, organismos y entidades del sistema interamericano a que trabajaran en colaboración con la CIM elaborando programas de acción conjuntos dentro de las respectivas áreas de competencia, con el fin de evitar duplicaciones, reducir costos y lograr óptimos resultados;

            Que en la resolución AG/RES. 1432 (XXVI-O/96), “Situación de la mujer en las Américas”, la Asamblea General recomendó a los Estados miembros el fortalecimiento o, en su caso, la creación de mecanismos responsables para el adelanto de la mujer y la necesidad de considerar el análisis de género en la formulación y ejecución de políticas públicas;

            Que en la resolución CP/RES. 717 (1147/98), del 4 de febrero de 1998, el Consejo Permanente acordó “renovar el firme compromiso asumido por los Estados miembros, de promover el desarrollo de estrategias y políticas públicas en beneficio de la mujer y de incorporar plenamente la perspectiva de género en las actividades y programas de la Organización y de las instituciones y organismos del sistema interamericano”;

            Que, a iniciativa de la Coordinación del Consejo Permanente para el tema “Situación de la mujer en las Américas”, la Asamblea General adoptó la resolución AG/RES. 1592 (XXVIII-O/98), mediante la cual encomendó a la CIM que desarrollara una serie de actividades orientadas a fortalecer la Comisión;

  CONSIDERANDO:

            Que la CIM tiene por finalidad promover y proteger los derechos de la mujer y apoyar a los Estados miembros en sus esfuerzos para asegurar el pleno acceso a los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales, que permitan que mujeres y hombres participen en condiciones de igualdad en todos los ámbitos de la vida social, para lograr que disfruten plena y equitativamente de los beneficios del desarrollo;

            Que el fortalecimiento de la CIM exige el permanente apoyo político de los Estados miembros de la OEA a fin de coadyuvar a la adopción de medidas, el diseño de políticas y la ejecución de acciones destinadas a reforzar el papel de la mujer en el ámbito nacional e internacional;

  TENIENDO EN CUENTA:

            El Plan de Acción de la Segunda Cumbre de las Américas, en el cual los Jefes de Estado y de Gobierno acordaron fortalecer y crear, donde no existan, mecanismos nacionales y organismos gubernamentales encargados de promover la igualdad jurídica y de oportunidades entre mujeres y hombres, enfocados en la equidad de género, proporcionándoles recursos financieros adecuados y oportunos;

            La convocatoria a la Vigésima Novena Asamblea de Delegadas por el Comité Directivo, la cual enfatizó la importancia del tratamiento del tema “Fortalecimiento de la CIM”, atendiendo el firme compromiso de las Delegadas de lograr su renovación, fortalecimiento y modernización;

            Las pautas y prioridades contenidas en la resolución “Orientaciones programáticas para 1998-2000”; y

            El documento “Fortalecimiento de la Comisión Interamericana de Mujeres” (CIM/doc.42/98), utilizado como documento base del Diálogo de Jefas de Delegación sobre el tema,

  RESUELVE:

  Que el fortalecimiento y modernización de la CIM deberá apoyarse en las siguientes estrategias:

1.       Coordinar y concertar, en el marco del Plan Estratégico de Acción de la CIM y de conformidad con la resolución AG/RES. 1592 (XXVIII-O/98), y en el marco de la Segunda Cumbre de las Américas:  

a.       La elaboración de un proyecto de Programa Interamericano sobre la promoción de los derechos de la mujer y la equidad de género, en colaboración con otros órganos, organismos e instancias del sistema interamericano;  

b.       El establecimiento de una red informativa, concebida como el mecanismo idóneo para asegurar la efectiva coordinación e intercambio de información entre los órganos, organismos y entidades del sistema interamericano, las dependencias de la Secretaría General de la OEA, la sociedad civil organizada, las Delegadas de la CIM y los Comités Nacionales de Cooperación;  

c.       Apoyar, al interior de la OEA, la reanudación de las actividades del Grupo de trabajo sobre género;  

2.       Instar a los gobiernos de los Estados miembros a que presten apoyo para contribuir al desarrollo de las actividades que las Delegadas de la CIM se encuentran realizando.

3.       Solicitar al Consejo Permanente que, a través de la Coordinación para el tema “Situación de la mujer en las Américas”, brinde atención continua y prioritaria al tratamiento de los derechos de la mujer, la equidad de género y el fortalecimiento y modernización de la CIM.

4.       Desarrollar estrategias de movilización de recursos financieros adicionales externos que permitan mejorar la situación financiera de la CIM y ampliar la disponibilidad de los mismos para la cooperación con otras instituciones, considerando los recursos asignados en el programa-presupuesto, de conformidad con la resolución “Fortalecimiento de la situación financiera de la Comisión Interamericana de Mujeres”.

5.       Instar  a los Representantes Permanentes de los Estados miembros ante la OEA a que, en los casos en que no lo hayan hecho, designen a una funcionaria o funcionario de su Misión con quien la Secretaría Permanente de la CIM mantenga contacto, a fin de fortalecer un mayor acercamiento de las Delegadas Titulares con las actividades de la CIM y para facilitar el proceso de información y envío de documentación.

6.       Recomendar a las Delegadas que, en los casos donde no exista, promuevan la creación de Comités Nacionales de Cooperación con la CIM y, en todos los casos,  gestionen el aporte económico de sus respectivos gobiernos en cumplimiento de los compromisos establecidos en el Estatuto y el Reglamento de la CIM.

Los Comités Nacionales deberán establecer relaciones de cooperación con las organizaciones nacionales e internacionales cuyas actividades tengan los mismos objetivos de la Comisión.

7.       Encomendar al Comité Directivo que solicite a la Comisión Preparatoria de la Asamblea General de la OEA que incluya como punto del temario del vigésimo noveno período ordinario de sesiones la elaboración de un proyecto de “Programa interamericano sobre la promoción de los derechos de la mujer y la igualdad de género”.

8.       Recomendar al Comité Directivo de la CIM la evaluación sistemática y periódica de sus orientaciones programáticas.

9.       Propiciar y concertar en el seno de la OEA, una reunión de ministras y ministros o autoridades al más alto nivel responsables de las políticas para el adelanto de la mujer de los Estados miembros, con la participación de las Delegadas de la CIM.

10.     Encargar al Comité Directivo la elaboración de un plan para la instrumentación de esta resolución.

 

Diseñado por el Departamento de Comunicaciones e Imagen Institucional • Sitio Web: www.oas.org • E-mail: OASWeb@oas.org
17th Street & Constitution Ave., N.W., Washington, D.C. 20006, USA • Tel. (202) 458-3000
© Copyright 2008. Organización de los Estados Americanos. Derechos Reservados. Todos los Derechos Reservados