Mapa •  Preguntas Frecuentes •  Contáctenos •   
Sobre la OEA Estados Miembros Estructura Noticias Buscar
   Portal » Comisión Interamericana de Mujeres » Participación Política » Conferencias mundiales
English  
 
 

Conferencias mundiales de la mujer [1]


A lo largo de dos décadas, desde 1975 hasta 1995, han sido realizadas cuatro Conferencias Mundiales de la Mujer.

En la Primera Conferencia Mundial de las Naciones Unidas del Año Internacional de la Mujer, que se celebró en México del 19 de junio al 2 de julio de 1975, se indicó que:

“El establecimiento constitucional y legislativo de garantías respecto al principio de no discriminación por sexo e igualdad de derechos y responsabilidades de hombres y mujeres es esencial. Deben, por tanto, promoverse la aceptación general de los principios contenidos en tal legislación y un cambio en las actitudes referidas a ellos a fin de fortalecerlos. Es así mismo esencial asegurar que la adopción y consolidación de esa legislación pueda por si misma tener influencia significativa en el cambio de actitudes y valores tanto en los medios públicos como privados.” [2]

El informe de la Conferencia urgía a los gobiernos a revisar la legislación en todo aquello que pudiera afectar la posición de las mujeres a la luz de los principios y estándares sobre derechos humanos consagrados internacionalmente. Señalaba que donde fuese necesario, la legislación debía ser derogada o actualizada para colocarla en correspondencia con tales principios. En ese Informe se decía además, que la legislación nacional tenía que ser revisada para fortalecerla en los derechos que correspondían a las mujeres en materias como participación política, educación y capacitación, empleo y actividad económica, salud y nutrición, familia, participación de las mujeres en la dinámica demográfica y otros asuntos. Finalmente insistía en la necesidad de que los países ratificaran las Convenciones Internacionales de Derechos y adecuaran sus legislaciones a ellas.

Cinco años más tarde se realiza la Segunda Conferencia Mundial de la Década de las Naciones Unidas para la Mujer, con sede en Copenhague del 14 al 30 de julio de 1980. El propósito principal de la Conferencia era evaluar los logros alcanzados y obstáculos encontrados en la primera mitad de la Década. Se esperaba que este examen permitiera derivar y “aprender lecciones para el futuro”.

Por primera vez en un escenario intergubernamental de alcance mundial se afirmó como asunto doctrinario que las causas de la desigualdad entre hombres y mujeres eran estructurales y estaban vinculadas a un complejo proceso histórico, derivado de factores políticos, culturales, económicos y sociales que determinaron un proceso acumulativo de discriminaciones contra las mujeres, en todas las esferas. El informe reconoció la existencia de algunos avances legislativos en esos primeros cinco años de la década pero señaló que aun eran insuficientes.
En tal sentido el Plan de Acción que se aprobó establecía la necesidad de examinar las legislaciones a fin de remover todas las disposiciones discriminatorias, con especial cuidado a aquellas que afectarán los derechos en materia económica, política y social.

La Tercera Conferencia Mundial para el Examen y la Evaluación de los logros de la Década de las Naciones Unidas: Igualdad, Desarrollo y Paz celebrada en Nairobi, Kenya, del 15 al 26 de julio de 1985, fue el foro mundial donde se aprobaron las famosas e influyentes “Estrategias hacia el Futuro para el Adelanto de la Mujer”, mejor conocidas como las “Estrategias de Nairobi”, en las cuales la visión estaba colocada en los logros a alcanzar a largo plazo antes del año 2000 en el marco del establecimiento de un orden económico internacional diferente.

La Conferencia fue el espacio en el cual las mujeres elevaron sus criterios sobre los efectos devastadores de la recesión económica y los ajustes estructurales en las golpeadas economías de los países subdesarrollados. Lo que fundamentalmente estaba relacionado con los derechos y la legislación fue tratado en el capítulo relativo a la Igualdad. Se señaló concretamente que la Ley es un recurso indispensable pero que no basta para asegurar automáticamente sus objetivos en el plano real.

Una de las novedades de esta conferencia en esta parte fue recomendar que las disposiciones legislativas no sólo se contemplaran en el alcance nacional, sino que se desarrollarán esfuerzos en este sentido en las legislaciones locales vinculados a la vida de las comunidades (Municipios). Por otra parte, se exigía que los cuerpos legislativos se ocupasen de monitorear el cumplimiento de las leyes a favor de las mujeres por los órganos de la Administración a todos los niveles.

Diez años más tarde se realizó la Cuarta Conferencia Mundial de las Naciones Unidas sobre la Mujer, realizada en Beijing, China, del 4 al 15 de septiembre de 1995. Mucho de lo que en ella se discutió y aprobó, fue el resultado de la evolución de la discusión de 20 años en las Conferencias anteriores, Mundiales y Regionales. Por ello los asuntos novedosos parecieran limitados en algunas áreas que se habían tratado extensamente en las anteriores.

La Conferencia, a una década de la de Kenya, fue cuidadosamente preparada y se organizó con el propósito de contar con recomendaciones más cercanas a los hechos, menos generales, pero dentro del espíritu de las Estrategias de Nairobi. Esta fue la perspectiva que permitió proponer la definición de una Plataforma de Acción, diseñada con sentido estratégico. El procedimiento para arribar a dicha Plataforma fue el de identificar las Áreas de Especial Preocupación que en ese momento aparecían como los ejes alrededor de los cuales se concentraban los problemas fundamentales y determinar para su superación, un conjunto de Objetivos Estratégicos y sus correspondientes Acciones.

Una de las áreas identificadas fue la de los Derechos Humanos de las Mujeres, que dos años antes, en la Conferencia Mundial de Derechos Humanos celebrada en Viena en 1993, habían sido reconocidos como derechos fundamentales. El tema de la participación política de la mujer fue una de las áreas incluidas dentro de los objetivos estratégicos de la Plataforma de Acción, en la que se señala entre otros, lo siguiente:

“181. The Universal Declaration of Human Rights states that everyone has the right to take part in the Government of his/her country. The empowerment and autonomy of women and the improvement of women's social, economic and political status is essential for the achievement of both transparent and accountable government and administration and sustainable development in all areas of life. The power relations that prevent women from leading fulfilling lives operate at many levels of society, from the most personal to the highly public. Achieving the goal of equal participation of women and men in decision-making will provide a balance that more accurately reflects the composition of society and is needed in order to strengthen democracy and promote its proper functioning. Equality in political decision-making performs a leverage function without which it is highly unlikely that a real integration of the equality dimension in government policy-making is feasible. In this respect, women's equal participation in political life plays a pivotal role in the general process of the advancement of women. Women's equal participation in decision-making is not only a demand for simple justice or democracy but can also be seen as a necessary condition for women's interests to be taken into account. Without the active participation of women and the incorporation of women's perspective at all levels of decision-making, the goals of equality, development and peace cannot be achieved.”

 


 Citas

1. GARCÍA PRINCE, Evangelina; Comisiones Parlamentarias, Sentido y Contenidos de la Construcción de una Agenda Legislativa para el Desarrollo de los derechos de las Mujeres. Managua, 2001.
2. Informe de la Conferencia. Párrafo 37. Documento ONU: E/CONF. 66/34 (76,IV.1), 1976. En: The United Nations and the Advancement of Women. 1945-1995. NY 1995.

 

Diseñado por el Departamento de Comunicaciones e Imagen Institucional • Sitio Web: www.oas.org • E-mail: OASWeb@oas.org
17th Street & Constitution Ave., N.W., Washington, D.C. 20006, USA • Tel. (202) 458-3000
© Copyright 2008. Organización de los Estados Americanos. Derechos Reservados. Todos los Derechos Reservados